Los mejores restaurantes de la zona en la Guía Gastronómica

Una iglesia muy especial

iglesia padre angelA mí me recordó mucho la película de Robert Rodriguez “Abierto hasta el amanecer”, con George Clooney, Harvey Keitel, Juliette Lewis y Quentin Tarantino (en esta ocasión cambia la dirección por la interpretación con resultados más que sorprendentes), en la que dos de los más peligrosos delincuentes de los Estados Unidos, los hermanos Seth y Richarad, toman como rehenes a los miembros de la familia Fuller y con el F.B.I. y la policía de Texas pisándoles los talones huyen en dirección a Méjico y una vez atravesada la frontera deciden pasar la noche en “La teta enroscada”, que aparentemente es un delicioso local atendido por amables camareros y bellas señoritas que irán, con el paso de las horas, transformándose en monstruos horribles.

Hay un local que también está “abierto hasta el amanecer”: la iglesia de San Antón, la del padre Ángel (Mensajeros por la paz), en pleno barrio de Chueca, en el centro de Madrid es una caja de sorpresas: efigies de santos, lucecitas de colores, focos en todos los altares, objetos religiosos, una mesa con mantel preparada para comer, un espacio para cambiar los pañales de los niños, varias huchas petitorias para asuntos de los más variados, diferentes músicas que se oye en algunos rincones, un sacerdote meditando en un rincón, velas y velones encendidos y gente muy rara trajinando por todas partes.

Esa impresión de desorden, de película de ficción, de decorado cursi y recargado, de lugar absurdo, cambia en cuanto hablas con las personas que allí se encuentran y te das cuenta muy pronto de la impresionante labor que este “santo” está haciendo: vagabundos, sin techo, drogadictos, inmigrantes… Todo el mundo es bien acogido, todos reciben ayuda y consuelo.

El templo siempre está lleno y muchos de los que allí pasan las horas son voluntarios, de toda índole, de variadas clases sociales, de cualquier edad…

Y así te das cuenta de que, con sus errores y con sus fallos, con sus pecados y corrupciones, la Iglesia Católica es la que de verdad se preocupa por los problemas de este mundo. Recordemos hospitales, escuelas, residencias de ancianos y tantas y tantas obras de caridad que llevan adelante.

¿Cuándo veremos a Podemos, o a Ciudadanos, o al PP, o al PSOE con iniciativas para remediar las lacras que nos rodean?

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *